Bitcoin, cripto y los criterios ESG

Boitcoin, crypto, and ESG

Desde el momento en el cual tomó un valor significativo, cripto ha sido criticada por aquellos que tienen un odio acérrimo hacia los activos digitales descentralizados. Muchas de las críticas se mantienen, aun cuando estas han sido refutadas. Los detractores afirman que las criptomonedas empeoran el problema del lavado de dinero, incluso cuando los reportes detallados de firmas confiables como Chainalysis han demostrado que el movimiento de riqueza on-chain es mucho más fácil de rastrear, que en bancos tradicionales como HSBC.

Una perspectiva ESG en cripto

La perspectiva Ambiental, Social y de Gobernanza Corporativa (ESG, por su sigla en inglés) es otra fuente de críticas que se ha mantenido desde hace bastante tiempo hacia las criptomonedas. Pareciera que la narrativa se ha reforzado en el último año, especialmente cuando Tesla anunció que compraría bitcoin. Esta decisión fue precedida por la suspensión de pagos de BTC por los carros eléctricos que la compañía produce. La razón fue que la huella de carbono de la red de Bitcoin no caía bien entre los accionistas de Tesla, los cuales son fieles a la misión de la compañía de reducir las emisiones de la industria automovilística. Una vez la red de Bitcoin sea más amigable con el medio ambiente, Tesla reconsiderará aceptar BTC por el pago de sus vehículos.

Sin embargo, es importante mencionar que las monedas fiat tienen su propio prontuario de problemas ESG. La Reserva Federal de los Estados Unidos estima que el promedio de la vida útil de los billetes de cinco y de diez dólares es de alrededor de cinco años. La producción de nuevos billetes y monedas no solo requiere de energía, sino de agua, pulpa de madera, algodón, varios metales, lino y otros recursos naturales. Carlos Domingo, en HackerNoon, estima que la cantidad de energía usada por los bancos es de aproximadamente 100 terawatts por año, que corresponde a casi el doble de la energía usada por Bitcoin. Además, los bancos no pueden reubicarse en zonas donde las energías sostenibles sean menos costosas y abundantes, al contrario de los mineros de Bitcoin, razón por la cual son dependientes del tipo de energía que sea usada en sus jurisdicciones, que comúnmente es carbón.

Pero esto nos lleva a una discusión llena de posiciones subjetivas. Si la energía consumida es demasiada o no, depende de cuánto se valore lo que sea creado con ella. Algunos valoran una red financiera descentralizada y cultural que proporciona verdaderas oportunidades de propiedad de activos digitales, más que otros. Algunos piensan que la alta cantidad de energía consumida por la industria de los videojuegos es un desperdicio, mientras otros valoran el entretenimiento que esta industria proporciona

De cualquier manera, la comunidad cripto ha respondido a los llamados de hacer la industria más amigable con el medio ambiente. Proyectos nuevos, y otros ya existentes, están explorando todo: desde migrar a sistemas de validación menos intensivos energéticamente hasta minería basada en energías renovables. Ethereum es, tal vez, uno de los ejemplos más prominentes de los proyectos de criptomonedas, pues está liderando la transformación del sistema PoW (proof-of-work) al PoS (proof-of-stake), con el objetivo de reducir su consumo de energía total en un 99.95%.

Algunos Layer 1 blockchains se han posicionado como alternativas verdes a Bitcoin y a Ethereum. Proponen dejar de lado la pregunta: ¿qué constituye “mucho” consumo de energía?, y optan por implementar un mejor sistema financiero, que sea igualmente accesible para todas las personas alrededor del mundo. Una iniciativa que busca reducir la huella de carbono es, claramente, una ganancia para todos.

Proyectos de cripto que se enfocan en mejorar la huella de carbono

La mayor parte de la energía consumida por una blockchain está determinada por el mecanismo de consenso usado para agregar nuevos bloques a la cadena, de una manera en la cual preserva la inmutabilidad y la autenticidad. Los modelos proof-of-work, en cadenas como Bitcoin y Ethereum, usan mucha más energía que las cadenas proof-of-stake (Ethereum aún está en el proceso de transición hacia proof-of-stake).

Algorand

Algorand fue creada para ser la blockchain más verde y más eficiente disponible. La sustentabilidad ha sido uno de sus componentes principales desde el inicio. Como primera blockchain pura de proof-of-stake, la red Algorand fue diseñada desde su base para impactar en forma mínima al medio ambiente. Debido a que el consenso de Algorand no se basa en energía intensiva generada por proof-of-work, y requiere de un mínimo poder computacional y de electricidad, Algorand ha sido líder en la minimización del impacto ambiental en la tecnología blockchain. La energía requerida para ejecutar un nodo en esta red es mínima, y se puede llevar a cabo con un dispositivo tan simple como un Rasberry Pi.

La red Hedera

La tecnología de la red Hedera, el algoritmo de bajo consumo de energía  hashgraph y el mecanismo de consenso proof-of-stake han sentado las bases para una red con operaciones relativamente sostenibles. Hedera Hashgraph ha adoptado la sostenibilidad ambiental como un valor fundamental, y está comprometida oficialmente a alcanzar operaciones con huella de carbono negativa, mediante la compra trimestral de compensaciones de carbono.

Ripple

Ripple ha prometido alcanzar cero emisiones de carbono para el año 2030. También está trabajando en equipo con XRP Ledger Foundation, Energy Web y Rocky Mountain Institute para descarbonizar blockchains públicas, como XRP Ledger, por medio de la nueva herramienta de código abierto EW Zero. Adicionalmente, Ripple encabeza una nueva investigación, con prestigiosas universidades, que evalúa el consumo de energía en activos digitales, en tarjetas de crédito y en dinero en efectivo.

Cardano

Cardano es una criptomoneda proof-of-stake construida en una blockchain de peer-reviewed (revisada por pares), desarrollada por uno de los cofundadores de Ethereum. Los usuarios compran unidades de Cardano para convertirse en miembros de la red, en vez de minar nuevas monedas, de tal manera que Cardano utiliza órdenes de magnitud y menor energía que proyectos como Bitcoin. Esta estructura le permite a Cardano aumentar su oferta para igualar la demanda, sin un consumo de energía estratosférico.

Además de disminuir la cantidad de energía consumida por las blockchains, la innovación también está tomando lugar para mejorar la forma en que dicha energía es creada, y en cómo es manejada. Operaciones mineras de Equinor y Crusoe Energy han adaptado plantas de energía convencionales para utilizar los excesos de gas que comúnmente son quemados en las perforaciones, con el objetivo de realizar operaciones de criptominado. Los críticos han señalado, sin embargo, que esto no elimina las emisiones nocivas, simplemente las transfiere a una industria diferente, y podría incentivar futuras perforaciones.

El futuro de una industria cripto más verde

Si miramos más allá de los valores de consumo de energía, depende de cada industria minimizar su huella de carbono, y cripto no es la excepción. Ya sea al nivel de tecnología blockchain o al nivel de producción de energía, hay muchas formas en las que cripto se puede convertir en una industria más verde, y esas oportunidades deben ser aprovechadas.

Resulta interesante el hecho de que, además de la necesidad de proteger el medio ambiente, hay otra razón significativa para que cripto cumpla con los estándares ESG. Una gran cantidad de instituciones financieras, BlackRock y Morgan Stanley entre ellas, han adoptado recientemente estrictas directrices alrededor de sus inversiones, mediante las cuales los activos en sus portafolios deben cumplir ciertos criterios ESG. En la actualidad, esto previene a compañías como BlackRock, por ejemplo, de comprar Ethereum a gran escala. Una vez que cripto cumpla con los criterios ESG, podrá apropiarse de una gran porción de las inversiones en tecnología realizadas por algunas de las más grandes instituciones financieras del mundo.

Tags

Choose a language