Bitcoin en crisis: el impacto de la recesión global en el BTC 

The State of Bitcoin amid a Struggling Economy

Aun cuando muchos analistas se mantienen optimistas acerca del resultado de la actual crisis, hay múltiples señales que indican la llegada de una recesión global.

La pregunta en este momento es: ¿cuáles son los eventos más alarmantes que indicarían que una crisis financiera mundial pudiera acontecer en un futuro cercano? Además, ¿cómo impactaría una potencial recesión al bitcoin?

Señales de una recesión inminente

La aparición de la covid-19 a principios de 2020 causó grandes estragos en la economía mundial.

La pandemia y los confinamientos impuestos por los gobiernos para prevenir la propagación del virus crearon un cambio significativo en el comportamiento de los consumidores, en relación con los servicios digitales y con los métodos de pago sin el uso de dinero en efectivo. Además, hubo un incremento repentino a nivel global para trabajar desde el hogar.

Debido a las limitaciones en la libertad de movimiento, a problemas en la producción y a picos de demandas, las cadenas de suministros se vieron afectadas, y muchos sectores de la economía global, como los de viajes, aviación, hotelería y turismo, sufrieron un gran golpe en sus ingresos.

Los impactos generales de la covid-19  provocaron una rápida caída de la economía en marzo de 2020. Sin embargo, aun cuando hubo una baja significativa de corto plazo en los mercados en general, el desempeño de algunos activos como el oro y las cripto, el aumento en la flexibilización cuantitativa (QE) de los bancos centrales y el levantamiento gradual de las restricciones han llevado a una rápida recuperación.

La QE y el estímulo de los gobiernos ayudaron a la economía a restablecerse; sin embargo, la gran cantidad de dinero impreso elevó la inflación a niveles récord. En abril de 2022 la eurozona alcanzó su pico más alto en términos de inflación, con un 7.4% anual, mientras que Estados Unidos experimentó su tasa más alta en 40 años, con 8.5% en marzo de 2022.

Además de la pandemia, el actual conflicto armado entre Rusia y Ucrania, acompañado de las sanciones por parte de occidente al Kremlin, no han hecho más que avivar el fuego. Si bien aumentó la presión inflacionaria en la economía mundial, la guerra desequilibró el mercado de la energía, y aumentó el riesgo de nuevas crisis, como la escasez mundial de alimentos.

Como resultado de lo anterior, el sentimiento del consumidor cayó a nuevos mínimos desde el derrumbe del mercado en noviembre de 2011. El índice Standard and Poor’s 500, S&P 500, (-13.31%); el índice bursátil NASDAQ-100 (-23.15%); y el Promedio Industrial Dow Jones, DJIA, (-9.22%) han reportado grandes pérdidas desde el primero de enero de 2022.

Al mismo tiempo, el bitcoin ha perdido más del 31% de su valor este año, y la industria crypto (la cual se ha visto fuertemente afectada tras la pérdida de la paridad de la stablecoin de Terra, UST, con el dólar) vió su capitalización de mercado hundirse un 45%: de USD 2.2 billones a USD 1.2 billones, hacia finales de mayo.

Considerando lo anterior, la posibilidad de que llegue una recesión que golpee la economía global es imposible de ignorar. Esta es una amenaza real, debido a que los bancos centrales actualmente no tienen acceso a herramientas monetarias como la QE, pues la inflación de las monedas fiat está fuera de control.

Debido a esto último, es una tendencia global en los bancos centrales, incluso en Estados Unidos y en la Unión Europea, aumentar las tasas de interés para mantener la inflación bajo control. Ya que esta medida viene acompañada de un aumento significativo en el costo del crédito, es de esperarse que el gasto de consumidores y de corporaciones disminuya, lo cual reduciría la demanda de productos y servicios.

¿Pero podrán los Estados mantener la inflación controlada durante la recesión?

¿Cómo se desempeñará el bitcoin durante la crisis financiera?

En cuanto al bitcoin, la inflación del dinero fiat resulta beneficiosa. A diferencia del Fed (Sistema de la Reserva Federal de Estados Unidos), del BCE (Banco Central Europeo) o de otros bancos centrales alrededor del mundo, es imposible acuñar BTC por encima de su máxima oferta de 21 millones de monedas, ya que esto se encuentra codificado en el protocolo.

Además, aunque el bitcoin experimentará alguna inflación hasta que alcance su oferta máxima en el año 2140, su halving sirve como un mecanismo deflacionista que reduce la afluencia de nuevas monedas en un 50%, aproximadamente cada cuatro años.

En adición a estas dos importantes cualidades, la red del bitcoin es totalmente descentralizada, e históricamente ha presentado la más extensa resiliencia entre todas las criptomonedas.

Por estas razones, el BTC ha sido utilizado como depósito de valor y cobertura contra la inflación; puede llegar a ser altamente volátil durante cortos períodos de tiempo, pero está diseñado para mantener su poder adquisitivo a largo plazo.  Históricamente, las políticas monetarias inflacionarias han impactado las criptomonedas de manera positiva.

Sin embargo, supóngase que los bancos centrales decidieran subir los intereses para reducir la inflación. En este caso, una parte de la comunidad cripto esperaría que el precio del bitcoin cayera en un futuro cercano, debido a la significativa disminución en la estimulación económica y en el gasto del consumidor, especialmente si este movimiento dispara la recesión global.

Aun así, el bitcoin posee cualidades muy similares al oro, un metal precioso y escaso que ha experimentado históricamente tendencias de precios alcistas en tiempos de crisis.

Además de lo anterior, el bloqueo de occidente a Rusia, de alrededor de USD 300 000 millones de fondos en reservas extranjeras, puede llevar a una nueva tendencia, en la cual cada vez más los países almacenen sus miles de millones en BTC, en vez de destinarlos a activos de deuda (debt assets) en EE. UU. y en la UE.

De acuerdo con el cofundador de BitMEX, Arthur Hayes, esto producirá incluso más inflación en las economías de occidente vía yield curve control (YCC), lo cual, según cree Hayes, disparará el precio del bitcoin a USD 1 millón y el valor de la onza de oro a entre USD 10 000 y USD 20 000.

La demanda del BTC aumentará con la inflación del dinero fiat

Con las grandes disrupciones causadas por la pandemia, el conflicto ruso-ucraniano y las altas tasas de inflación, muchas señales apuntan al surgimiento de una recesión.

Aunque es difícil predecir acertadamente qué pasará con el BTC durante una crisis económica, los récords altos de inflación tienden a aumentar la demanda por activos escasos como el bitcoin y el oro, ya que los inversores apuntan a mantener su poder adquisitivo.

A pesar de la movida por parte de los bancos centrales de subir las tasas de interés, las recientes sanciones en contra de Rusia pueden causar un cambio significativo en cómo las naciones con superávit de capital utilicen su dinero. Se espera que esto, además del yield curve control, incremente la inflación y, por tanto, suba la demanda por el BTC y por el oro.

Al mismo tiempo, con la decisión de la República Centroafricana de seguir los pasos de El Salvador y hacer del bitcoin su moneda de curso legal en abril, el BTC podría experimentar acciones positivas en su precio, debido al incremento de su adopción en pequeñas economías.

Tags

Choose a language