Cómo diferenciar un buen proyecto cripto de uno malo (con 5 trucos)

How to tell a good crypto project from a bad one

Los mercados bajistas suelen ser un buen momento para saber qué proyectos vivirán o morirán. En los últimos meses hemos sido testigos de la caída repentina de Terra, Celsius y Three Arrows Capital. Además de estas empresas, también han ido y venido proyectos menos conocidos. Y con el mercado a la baja también lo hace nuestro estado de ánimo. Cuando alguien elige subirse al carro de las criptomonedas, prácticamente se está inscribiendo en una montaña rusa extremadamente inestable, ¿subirá?, ¿bajará?, ¿se pondrá patas arriba?

Para navegar en un entorno tan volátil, siempre es bueno tener algunos trucos bajo la manga para identificar qué artículos pueden estar “podridos en el refrigerador”. Hay un par de indicadores que pueden ayudarte a identificar la diferencia entre un buen proyecto cripto y uno malo. Dado que el mercado bajista ya está aquí, algunos de los proyectos realmente malos ya se han ido, pero ¡quién sabe cuántos más están esperando su sentencia de muerte!

Sin más preámbulos, estos son los cinco principales ‘criptomandamientos’ sobre cómo identificar un buen proyecto cripto.

1. La comunidad lo dice todo

Siempre hay una gran cantidad de proyectos en el espacio cripto, muchos más en el último año. Pero el tiempo ha revelado que uno de los mayores indicadores de un buen proyecto es su comunidad. ¿Qué tan involucrada está en la plataforma del proyecto?, ¿qué tanta confianza tiene en su futuro?, ¿por qué muestra tanta confianza?

Una de las formas de estimar el sentimiento de una comunidad hacia un proyecto es echándole un vistazo a su canal de Discord, a su página de Twitter o a su GitHub (este último, principalmente para los nerds de la tecnología). Lo anterior no solo muestra qué tan involucrados están los participantes con el proyecto, sino también qué tanto se involucran los fundadores y los financiadores del proyecto con la comunidad. Esto evidencia las intenciones de transparencia y comunicación por parte de quienes crearon el proyecto, lo cual es clave para alcanzar descentralización y transparencia.

2. Hecho para el mundo real

Siempre hay buenas ideas, pero una buena ejecución solo llega si tienes elementos para soportar tu idea. Los buenos proyectos invertirán usualmente tiempo y esfuerzo, con el fin de crear buenos casos de uso y convenios para:

a) Mostrar cómo pueden ser aplicados a gran escala en el mundo cripto.

b) Demostrar que tiene los recursos y soportes necesarios para una ejecución segura en su hoja de ruta.

Tómate el tiempo para leer el whitepaper, identifica si es solo un pedazo de papel con buena apariencia o si proporciona una visión sólida de los mecanismos del proyecto, de los casos de uso y de sus convenios. Esto proporcionará una buena idea acerca de si los fundadores se tomaron el tiempo de construir buenos cimientos, que soporten el proyecto durante su ejecución.

3. Un nuevo proyecto, ¿quién lo lanza?

Esto no es obligatorio, pero siempre es útil identificar y saber un poco sobre los antecedentes de los fundadores de un proyecto, ¿qué experiencias tienen en cripto?, ¿han lanzado proyectos similares?, ¿tienen un buen o un mal historial con el lanzamiento de otros proyectos?

En la mayoría de los proyectos, los fundadores permanecen anónimos en el lanzamiento, pero en algunos casos, como en Moonbirds, los fundadores se dieron a conocer bastante pronto. La colección NFT Moonbirds tuvo un exitoso lanzamiento en abril de 2022, y muchos sospechan que su popularidad se debió en gran parte a las personas que estaban detrás de ella: Kevin Rose y Justin Mezzell, cofundadores de Proof Collective (un grupo de 1000 coleccionistas de NFT que incluye personas como Gary Vaynerchuk y Mike Winkelmann). Ambos cofundadores tienen una amplia experiencia en el mundo de las criptomonedas y de las blockchains, lo que aumenta la credibilidad y la confiabilidad del proyecto como un todo.

Los antecedentes de los fundadores no son más que un elemento de apoyo para identificar un buen proyecto: hay bastantes proyectos cripto de fundadores que no tienen antecedentes extensos, y aun así han realizado creaciones hermosas. Y viceversa: hay fundadores que tienen una larga historia en el mundo de las criptomonedas, pero han enfrentado múltiples caídas. Tomemos como ejemplo a Jeff Huang, un criptoemprendedor con experiencia en el lanzamiento de 10 proyectos diferentes, en los cuales fracasó cada vez. Recientemente se descubrió que en 2018 presuntamente malversó 22 000 ETH de Formosa Financial, una empresa de servicios de gestión de tesorería. Por lo tanto, toma siempre precauciones: no todos los antecedentes sofisticados significan automáticamente algo bueno.

4. Sin tokenómic no hay gin, solo tonic

Una memoria para los caídos: el token OHM es una razón ejemplar de por qué deberías leer sobre la tokenómic de un proyecto; ella dirá mucho sobre si el proyecto podrá sostenerse y escalar en el futuro.

El token OHM fue lanzado por Olympus DAO, un protocolo DeFi cuya funcionalidad principal es el staking. El protocolo ofrecía a los usuarios un esquema de participación con un APY (rendimiento porcentual anual) del 7000%, a través de la acuñación de tokens OHM, razón por la cual enfrentó grandes críticas por ser demasiado insostenible y posiblemente fraudulenta.

Este es otro recordatorio de que siempre debes identificar y leer la letra pequeña con precaución. Si te parece demasiado bueno para ser verdad, probablemente tengas razón. Lograr un APY del 7000% no es factible para ningún proyecto, especialmente cuando se tiene en cuenta la escalabilidad. Piénsalo: un proyecto que promete un APY de participación del 7000% para un millón de usuarios… es muy difícil de cumplir.

5. Saluden todos la hoja de ruta

Y por último, pero definitivamente no menos importante: identifica el producto, el servicio y la hoja de ruta del proyecto. Podría decirse que esta es la parte crucial del mismo. Si sabes cómo descifrar el código, consulta el GitHub del proyecto. Léelo, identifica si la tecnología detrás del proyecto es prometedora y si hay transparencia en lo que se comparte con el público.

Para que un proyecto sea sostenible, debe demostrar que planea ofrecer utilidades y beneficios del mundo real a largo plazo para su comunidad. Los proyectos más nuevos están comenzando a expandirse más allá de las criptomonedas: buscan incursionar en el espacio Web3 para incluir DeFi, NFT, GameFi, y ¡quién sabe qué más en los próximos años! La visión de expandirse más allá de un solo producto suele decir mucho sobre la visión de los fundadores y sobre la dedicación que tienen al innovar en el espacio Web3.

Recuérdalo siempre: no pongas todos los huevos en la misma canasta. Todos los puntos son igualmente importantes. De ahí el lema cripto: “Haz tu propia investigación” (DYOR). Si no te tomas el tiempo para identificar y analizar correctamente los múltiples aspectos de un proyecto, eso se reflejará directamente en tus inversiones. Así que DYOR, y disfruta del viaje.

Tags

Choose a language