¿Cómo puede el bitcoin empoderar a las mujeres en Afganistán y llevarlas a la inclusión financiera?

Empowering women in Afghanistan through Bitcoin (BTC)n and other cryptocurrencies

Las finanzas digitales se están desarrollando, muchos en la industria fintech están esperanzados en que esto cambie la perspectiva de cómo las personas perciben y utilizan las herramientas financieras tradicionales. Con el bitcoin y otras criptomonedas, el espacio digital parece prometedor, ya que le apunta a un mundo con mayor inclusión, más conveniente y con más libertades financieras.

En muchos mercados emergentes alrededor del mundo la libertad financiera no está garantizada. En Nigeria, por ejemplo, las criptomonedas han estado al alza, ya que la población en general ve al bitcoin (BTC) y a las altcoins como medios viables de intercambio para comercializar, comprar o hacer transacciones fácilmente en su día a día. Además de ser un método de intercambio que no depende de un gobierno central corrupto, el bitcoin es visto como una forma estratégica y astuta para apoyar causas humanitarias en Nigeria.

En otras partes del mundo, el bitcoin es la mejor opción para alcanzar no solo independencia financiera, sino también para bancarizar a aquellos con difícil acceso a cuentas bancarias y a los desbancarizados. Ese es el caso en Afganistán, y peor aun, esto no solo les ocurre a personas que están bajo la línea de pobreza, sino a todo un género: más del 90% de la población femenina no tiene cuenta bancaria en dicho país.

Estudio sobre la inclusión financiera en Afganistán (Unescap Org, 2019)

El clima político en Afganistán

Actualmente, el movimiento islámico talibán tiene el poder y la autoridad en Afganistán. El país ha sufrido económicamente por largo tiempo y los países de occidente no se han afanado en ayudar, pues una buena cantidad de terroristas reconocidos internacionalmente forman parte del gobierno talibán. En cuanto a niñas y mujeres, las oportunidades de acceso a la educación han disminuido drásticamente.

Para el Instituto de la Paz de Estados Unidos, hay una crisis humanitaria masiva actualmente en Afganistán; los recursos básicos son cada vez más escasos. La situación es peor para las mujeres y para las minorías. Con el control de los talibanes sobre el país, el acceso de las mujeres a recursos como la educación y los servicios financieros básicos ha sido duramente controlado. La educación fue completamente prohibida para las mujeres en 2001 bajo el mando talibán, y sigue sin ser permitida.

Women in burqas entering the mosque
Mujeres vistiendo burkas en la mezquita azul de Mazar-e Sharif, Afganistán, mayo 2014.

De acuerdo con un reporte del Time en 2021, los talibanes les prohibieron a las mujeres entrar a campus universitarios y a colegios de secundaria, a pesar de los intentos de negociación propuestos por el gobierno estadounidense para cambiar esta situación. En un país en donde el derecho a la educación no se da por sentado, es de esperar que otros derechos también sean escasos. Y para las mujeres en Afganistán, el derecho a tener los mismos servicios financieros que los hombres es considerado un exabrupto.

Un grito por libertades financieras y por igualdad de oportunidades

Es así como el bitcoin entra en escena. De acuerdo con un estudio de Chainalysis (firma analítica de cripto) en 2021, la adopción de las criptomonedas por parte de niveles básicos ha venido en aumento alrededor del mundo; las transacciones de persona a persona están volviéndose cada vez más populares. Según Chainalysis, Afganistán tiene el séptimo volumen de intercambio de comercio de persona a persona más grande del mundo. 


Estudio de Chainalysis sobre el índice de la adopción de cripto en 2021.

En Afganistán, las mujeres siguen manteniéndose en desventaja en comparación con los hombres, en cuanto al acceso a servicios financieros básicos. De acuerdo con la Oficina de Desarrollo Humano de las Naciones Unidas, Afganistán se ubica en el puesto 171, entre 188 países, en el ranking del índice de desarrollo humano. Tristemente, las desigualdades económicas son tan severas que, según Fawzia Koofi (exdiputada del Parlamento afgano), “al menos una o dos mujeres se suicidan diariamente debido a la falta de oportunidades, a problemas de salud mental o por la presión que reciben constantemente”.

Bitcoin como una solución para las mujeres afganas 

Es por eso que el bitcoin y otras criptomonedas han sido recibidas con los brazos abiertos en países en vía de desarrollo, como Afganistán. Si bien constituyen solo una pequeña solución ante la crisis humanitaria que vive el país, pueden usarse como un medio para brindar a las mujeres independencia financiera e inclusión. También pueden utilizarse como una forma para que las mujeres mantengan el control de sus ingresos. Gracias a que el bitcoin es digital y vive en la blockchain, ni los maridos ni el gobierno puedan confiscárselo fácilmente.

La emprendedora Roya Mahboob atrajo la atención mundial, debido a que fue la primera mujer en alcanzar el cargo de directora ejecutiva de tecnología en Afganistán. Bajo su dirección, el bitcoin ha sido la respuesta a muchos problemas. Aprovechó la criptomoneda como una forma de pagar a sus empleados, que eran predominantemente mujeres. Además de luchar por su propia educación, Mahboob logró construir un imperio tecnológico que se esfuerza por brindarles a las mujeres las mismas oportunidades profesionales que tienen los hombres. Su compañía, Citadel, era 85% femenina. “Para cada mujer en Citadel, este fue su primer trabajo”, compartió Mahboob con Bitcoin Magazine.

Mahboob les enseñó a los funcionarios de Citadel cómo ser financieramente independientes; les mostró a sus empleados y contratistas cómo instalar wallets para bitcoin en sus smartphones, cómo recibir fondos digitales y cómo tener un respaldo para sus ahorros.

Por qué razón el bitcoin es un factor crucial en economías en desarrollo como la de Afganistán

En Afganistán, el bitcoin es un elemento crucial, mucho más que en los países desarrollados. El propósito de los comerciantes e inversores no es comprar la principal criptomoneda para expandir o diversificar sus carteras. Su principal preocupación es preservar los fondos que ya tienen, y mantenerlos fuera del control de los talibanes. Incluso en grandes ciudades, como Herat, a los afganos les preocupa que sus casas sean repentinamente inspeccionadas y allanadas por los talibanes.

Además de preservar su riqueza frente a la moneda nacional (el afghani -AFN-), el bitcoin sirve como un medio para que los afganos aseguren sus fondos digitalmente, razón por la cual las monedas estables como Tether (USDT) y USDC también tienen una gran demanda.

Las stablecoins, que generalmente están vinculadas al USD o a diferentes commodities, se crean de tal manera que su valor sufre una volatilidad significativamente menor que otras criptomonedas. La demanda de criptomonedas es actualmente alta en Afganistán. Anteriormente, los afganos aseguraban su riqueza a través de joyas u otros productos que escondían en sus hogares, pero con el auge de las criptomonedas, que se experimentó hace unos años, muchos han optado por esta opción para asegurar su riqueza, ya que los activos digitales permiten que los fondos se almacenen de manera segura y conveniente en la blockchain. El almacenamiento digital permite preservar la riqueza y esconderla, de tal manera que los talibanes no puedan tomar el control fácilmente.

Comprando cripto en Afganistán

Para complicar las cosas, obtener criptomonedas en Afganistán no es tarea fácil. La compra de criptomonedas mediante una cuenta bancaria afgana para una exchange como AAX es una misión casi imposible. Por lo tanto, la transacción se realiza idealmente con la ayuda de un intermediario que pueda usar el sistema tradicional Hawala de Afganistán.

Hawala es un sistema anticuado, mediante el cual se pueden transferir fondos en Afganistán. Según el medio de noticias mundial Fortune, alrededor del 90% de las transacciones financieras en Afganistán se realizan a través de Hawala. El dinero se puede enviar a contactos en otros países, como Irán, Turquía y EE. UU. A su vez, esos contactos transfieren criptomonedas como bitcoin y USDT a las wallets de los afganos.

Educación financiera, una herramienta para las mujeres en Afganistán

Aunque el bitcoin y las monedas estables pueden ser una solución viable para mujeres y hombres que padecen bajo el control del gobierno talibán, el trabajo apenas comienza. Roya Mahboob lo explicó en una entrevista con Alex Gladstein:

“Puedo ver que nuestra lucha acaba de comenzar. Necesitamos que los talibanes rindan cuentas”.

Según Mahboob, la alfabetización financiera y la educación son elementos clave ahora más que nunca; lo son para programas como Digital Citizen Fund, una organización sin ánimo de lucro que ayuda a niñas y a mujeres en países en vía de desarrollo a obtener acceso a herramientas profesionales básicas. El bitcoin es un elemento esencial, pues con la educación financiera llega la libertad financiera.

Con suerte, en el caso de las niñas y de las mujeres afganas, el bitcoin podrá usarse como una importante arma para liberarse de las garras de los talibanes.

Tags

Choose a language