La autopsia de Terra y su plan de resurrección zombie

terra luna

Hace muchas lunas el bullish de Terra era claro y su éxito en el mercado tuvo la adhesión de inversores individuales e institucionales. Rápidamente se convirtió en el segundo mayor ecosistema DeFi en términos de valor total bloqueado, con una buena selección de dApps para múltiples usos. Su activo más importante era la stablecoin algorítmica UST, apoyada por un mecanismo de quema que usaba el token de utilidad nativo LUNA.

La demanda por UST aumentó rápidamente, superando el valor de mercado de muchas otras stablecoins apoyadas por dinero fiat, como TUSD y GUSD, así como de otras stablecoins algorítmicas, como DAI. La mayor parte de esa demanda llegó del APY (rendimiento anual porcentual) sorpresivamente alto, del 20%, que recompensaba a los stackers de UST en el Anchor Protocol. Eso es mucho más de lo que se obtendría en una cuenta bancaria y, como resultado, atrajo grandes cantidades de dinero destinado a inversiones de bajo riesgo.

Pero hubo un eclipse lunar de proporciones bíblicas, que será recordado por los usuarios veteranos de las criptomonedas en los próximos años.

La gran apuesta de Do Kwon salió mal

El fundador de Terra, Do Kwon, era el héroe que muchos niños-cripto admiraban y querían imitar. Sin embargo, ahora es el “coco” de las historias de cuna que los papás-cripto cuentan a sus hijos temerosos del dinero fiat. El cripto Twitter le dio la espalda a Kwon; solo compartiendo fragmentos de entrevistas en los que aparece insensible, arrogante y presuntuoso. Y hay muchos de estos clips. Inclusive fue lanzada una nueva colección NFT dedicada a KwonBoi, en la que utilizan una de sus memorables frases: “diviértase permaneciendo pobre”.

El odio no es una novedad en el mundo cripto ni en el mundo de las finanzas tradicionales (los esquemas fraudulentos de Bernie Madoff nunca fueron una buena idea; entonces, ¿con quién estar realmente disgustados?) Sin embargo, lo que está sucediendo ahora es más intenso de lo habitual. Eso tiene que ver, probablemente, con dos aspectos:

Primero, aunque la mayoría de los usuarios veteranos de las criptomonedas ya había visto muchas lápidas en el cementerio de las stablecoins algorítmicas, pareciera que el gran capital que fluyó para UST no había tenido el mismo tour. Muchos inversores, tanto individuales como institucionales, confiaban en que UST permanecería estable y mantendría la paridad con el dólar americano. Si algo preocupaba a los enemigos y a los seguidores de Luna era el rendimiento insostenible del 20% alcanzado en el Anchor Protocol.

UST tenía un impulso constante, y aun cuando la paridad con el dólar americano oscilaba a veces, la mayor parte del tiempo se mantenía. El problema consiste en que la situación es prácticamente binaria. Todo está bien hasta que, de repente, todo cambia a modo Chernobyl. Eso nos lleva al punto dos de la lista ‘por qué dejé de querer a Do’.

Tan solo unas semanas antes antes del colapso de UST, Do anunció públicamente planes de comprar USD 10 mil millones en bitcoin, con la intención de usarlos como activo de reserva. Por muchas razones, en teoría esa era una muy buena idea: el bitcoin, además de ser un activo al portador, es totalmente descentralizado y no está integrado a ningún sistema de finanzas tradicionales. (En contraste, las reservas de USDT incluyen papel comercial).

Lo que también hizo Do Kwon fue poner un punto de mira en UST. Como señalamos en un artículo anterior, tan solo serían necesarias algunas ‘ballenas azules antárticas’ (las más grandes del mundo) para desestabilizar la paridad de UST, generar pánico bancario, forzar a Luna Foundation Guard (que tenía las reservas en BTC) a vender en forma agresiva y, entonces, tomar SATS muy por debajo del costo.

Pues parece que una gran ‘ballena azul’ vino por usted, Do.

La UST está muerta. El precio de Luna cayó por debajo de cero, fue excluida de las principales exchanges y su oferta se multiplicó por 20. Todo eso en apenas un par de días. Todo estaba bien hasta que de repente no lo estuvo más. Muchos millones se volvieron humo: tanto el dinero que estaba ‘estacionado con seguro’ (stacking) en Anchor como el que estaba en LUNA. Los usuarios quedaron desconcertados y con rabia. Hubo rumores  de que Do tenía protección las 24 horas del día todos los días de la semana, pero no para evitar su salida del país, sino para protegerlo de usuarios energúmenos.

¡Está viva!

Entonces, ¿qué hacer cuando su blockchain de miles de millones de dólares se vuelve humo? Todos hemos estado ahí y sabemos exactamente qué hacer. Decir “jódase”, y continuar. Eso fue justamente lo que hizo Terra. Twitteando incansablemente en voz alta (no lea los comentarios), Do dijo que la comunidad de Terra estaba trabajando duro en la solución y eventualmente lanzó una propuesta que establecía los planes para el fork de Terra 2.0. La comunidad votó a favor de la misma, y en la última semana de mayo Terra 2 estaba en alza. En cuanto la vieja Terra ya no existía. (La tía Terra ahora es Terry).

El mercado ha sido previsiblemente volátil para LUNA 2. Ella explosionó y después cayó, pues muchos holders de UST se cansaron de cargar sus bolsas inútiles y vendieron su airdropped LUNA 2 en seguida; entonces, el preció subió de nuevo cuando los especuladores olfatearon la oportunidad. No pasará mucho tiempo para saber si Terra 2 fue una buena idea o si fue el mayor rebote de gato muerto de la historia.

La idea de Terra 2 es continuar sin UST, o cualquier otra stablecoin algorítmica. En teoría, la fork tiene un buen chance, ya que la comunidad de sus desarrolladores es fuerte y dedicada; las operaciones en la red funcionan sin problemas y los dApps fueron bien proyectados. Sin embargo, sin el imán del 20% de APY atrayendo a los inversores y alimentando el valor total bloqueado, ¿tendrá Terra 2 la oportunidad de recuperar un poco de su antigua gloria? No será fácil.

Normalmente, una serie de infortunios acontece cuando se presenta un evento que no debió ocurrir. Por ejemplo, un hack o un bug crítico de un contrato inteligente. En el caso de Terra, fue una inesperada y completa pérdida de confianza. Y eso es mucho más difícil de superar. Los responsables dicen que Terra será gobernada ahora por la comunidad, y no por una entidad centralizada como Terraform Labs, que lideraba Do Kwon. Eso puede ayudar.

Tags

Choose a language